Si hablaras con tu hígado, ¿qué te diría?

 

Tu hígado es, prácticamente tu laboratorio interno. Este órgano cuenta con más de 5000 funciones, llevando a cabo en el los procesos metabólicos para nuestro correcto funcionamiento por lo que con esto nos percatamos de su gran importancia y por qué es necesario ayudarle a hacer su vital labor.

La alimentación puede ser una gran aliada de tu hígado, a través de los alimentos podemos ayudarlo a que pueda trabajar sin complicaciones.

 

Existen algunos alimentos cuyos compuestos (sobre todo los que tengan sabor ácido – amargo)  tienen especial importancia para apoyarlo en sus funciones y estos serán tales como:

  • El brócoli
  • Puerro
  • Espárragos, que al ser ricos en azufre interfiere con sus procesos de desintoxicaciones y de eliminación a través de la orina
  • Germinados, que nos aportan oxígeno y enzimas ayudándonos a facilitar los procesos digestivos
  • Pepinos que por su alta cantidad de agua tiene una función diurética lo cual permitirá a nuestro organismo mayor eliminación de toxinas.

Ya lo sabes, prepárate una comida y consúmela amorosamente dándole gracias a tu hígado por su gran labor.

 

Información compartida y recopilada por: Dolores Orrantia