Es común conocer sobre la cafeína y sus efectos energéticos, pero existen quienes son muy sensibles a ella o bien buscamos mantener mayor alcalinidad en nuestras bebidas es que buscamos alguna alternativa que igualmente nos de energía pero no la contenga; en estos casos aparece la Teína sustancia activa en bebida como el té verde el cual igualmente será una gran fuente de energía, enfoque pero la mantendrá de manera constante sin generarnos los picos energéticos que al disminuir su concentración en nuestro organismo nos puede dejar con sensación de mayor cansancio. 

Dicha sustancia trabaja sobre nuestro sistema nervioso central generando mejora en nuestro enfoque, rendimiento deportivo, aprendizaje. 

El té que cuenta con mayor concentración sería el Matcha japonés cosechado en sombra, pero sin duda las hojas de té verde pueden ser una gran alternativa. 

También un té de hierbas de romero nos brindan energía sobre todo por que es una hierba que también trabaja sobre nuestro sistema digestivo y recordemos que como nos muestra la medicina ayurvédica si tenemos mejores digestiones gastamos menos energía en ello y tendremos mejor absorción de nutrientes lo que se refleja en mayor energía física, mental. 

Estas dos son algunas de las mejores formas de mantenernos activos y que podemos encontrar con facilidad. 

Una manera deliciosa de preparar matcha:

Lechada de coco o almendras. 

Cucharada de polvo matcha. 

Stevia o miel pura. 

Pizca de jengibre. 

Una vez caliente nuestra lechada le agregamos los ingredientes secos, cubrimos y dejamos 5 minutos mientras cada uno suelta sus aromas. 

Podemos licuarlo para que de una textura más espumosa. 

 

La infusión de romero será necesario 5 cm de rama. 

La dejaremos hervir por 3 minutos y la cubrimos dejándola por 5 minutos ya sin fuego. 

Tendrá un aroma delicioso y podremos endulzar con miel pura o stevia, sin duda una gran forma de iniciar tu dia, es digestivo y sus aceites trabajan para mejorar nuestra concentración. 

¡Pruébalas y cuéntanos cuál te gusta más!

 

Información compartida por Dolores Orrantia, Colegio Mexicano de Trofología

Leave a Comment